Me gusta cuando no posteas porque estás como ausente

pescadillaholidaysSabes que vives en el norte de Europa cuando te vas de vacaciones a un lugar en el que están a 30 gradazos y aún así te echas tus buenos calcetines en la maleta. No me bizqueéis así de raruno, que aquí el verano es tan real como los Reyes Magos o la belleza natural de Elsa Pataky. Pero la vita è bella y mañana mismo Maromo y yo ponemos rumbo a Sicilia en nuestro “que vienen las suecas” anual.

Van a ser 5 días de no temer por mi vida cuando se acerca una bici, de no farfullar en vikingo, de no comer abominaciones inundadas en mantequilla, y sobre todo, de no exponer mi sistema inmunológico al hiroshima bacteriológico que supone lavar los platos con aguas residuales (esto se merece un post aparte, aunque por lo que he leído en otros blogs en Alemania es exactamente lo mismo).

Quien me preocupa es Maromo, que es más holandés que el arenque crudo y el verbenerismo y las ganas de vivir que tenemos en el sur le dejan escocido. Lo primero que he pensado cuando he visto que ha creado un calendario online con sus amigos para designar quién y cuándo va a cuidarnos los gatos (y lo ha llamado katten management) es que esta vez el del shock cultural va a ser él y yo voy a estar allí para saborearlo, muahahaha.

Deseadme suerte y, si hubiera alguien interesado en robar cuidar una bici, puedo facilitar dirección.

4 comentarios en “Me gusta cuando no posteas porque estás como ausente

  1. ¡A Sicilia, nada menos! Qué bien, mi padre es siciliano, aunque trasplantado a Roma y hace siglos a Madrid (como ves, lo del expatrie me viene de familia) y en el 99 me fui a buscar mis raíces por la isla, nos recorrimos toda la costa y parte del interior. Si quieres algún consejo (que no se haya quedado vetusto) pide por esa boquita! Os va a encantar (pero tu señor que se ponga protección 50 y se prepare para una sobredosis de berenjenas en todas las variaciones, mmm!), lo único negativo (la mafia) es como Dios, está en todas partes pero no se ve ;).. . No os preocupéis por vuestros gatos y… siempre quise (es un decir) una bici naranja, incluso soñé con ella una vez, aquí me tienes!!!

    • Nunca me creerías, pero después de dispararle a Maromo todas las bromas posibles en la playa (“si te pierdes no te preocupes, que sólo tengo que buscar la superficie blanquecina reflectante”) la que se ha quemado he sido yo y él ha vuelto fresco como un tulipán. La isla preciosa y la gente genial (me regalaron un par de lecciones gramaticales de italiano), pero las distancias son gigantes y se me ha quedado el culo con forma de asiento de coche. Y bueno, yo que siempre he querido ser arqueóloga (y que hasta empecé Historia en ese último reducto de la caspa que es la UNED) en Agrigento me sentí como cuando vuelvo a casa y voy al Mercadona o al Fnac.

      Pd. Mis padres también son emigrantes, pero algo menos exóticos. ¿Tendrá algo que ver con mi expatrie?
      Pd2. Ayer me llamó un compañero de trabajo para preguntarme si le prestaba la bici y fue como “LLÉVATELA”.
      Pd3. Yo sigo insistiendo en lo de que mandes tu historia y tal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s